top of page

Olas polares y recalentamiento global.

Tony Salgado, Julio 2024


El cambio climático es uno de los desafíos más urgentes que enfrenta la humanidad en el siglo XXI. Entre sus numerosos efectos, uno de los fenómenos más desconcertantes es la ocurrencia de olas polares en medio de un planeta que está experimentando un aumento de las temperaturas. Una verdadera paradoja…

Las olas polares son eventos meteorológicos caracterizados por la incursión de masas de aire extremadamente frío provenientes de las regiones polares hacia latitudes más bajas. Estas olas pueden provocar descensos abruptos de temperatura, tormentas de nieve y condiciones climáticas severas en áreas que normalmente no están preparadas para tales extremos.

El recalentamiento global se refiere al aumento sostenido de las temperaturas promedio de la atmósfera y los océanos de la Tierra, principalmente debido a la acumulación de gases de efecto invernadero como el dióxido de carbono (CO2) y el metano (CH4). Estas emisiones provienen en gran medida de actividades humanas como la quema de combustibles fósiles, la deforestación y ciertas prácticas agrícolas.

A primera vista, podría parecer contradictorio que en un mundo que se está calentando se presenten episodios de frío extremo. Sin embargo, la explicación radica en la complejidad del sistema climático de la Tierra. El calentamiento global no solo incrementa las temperaturas promedio, sino que también altera patrones climáticos y corrientes atmosféricas fundamentales.

Una de las claves para entender esta paradoja es el vórtice polar, una gran área de baja presión y aire frío que circula alrededor de los polos norte y sur. En condiciones normales, este vórtice mantiene el aire frío confinado en las regiones polares. No obstante, el calentamiento global ha debilitado este vórtice, provocando que se desplace y se vuelva más inestable. Como resultado, masas de aire polar pueden escapar y moverse hacia latitudes más bajas, causando olas polares.

El debilitamiento del vórtice polar se debe en parte al calentamiento rápido del Ártico, un fenómeno conocido como "amplificación ártica". A medida que el hielo marino se derrite, se reduce la superficie que refleja la luz solar, incrementando la absorción de calor por el océano y la atmósfera. Este calentamiento desproporcionado perturba el flujo de la corriente en chorro, una corriente de aire rápida y estrecha que influye en el clima de las latitudes medias.

Cuando la corriente en chorro se debilita y ondula más de lo habitual, puede permitir que el aire frío se desplace, causando olas polares en lugares que de otra manera experimentarían inviernos más moderados. Este fenómeno puede ser exacerbado por otros factores climáticos, como las oscilaciones del Atlántico y del Pacífico.

Las olas polares tienen una serie de impactos significativos en la sociedad y el medio ambiente:

1.     Salud Humana: Las temperaturas extremas pueden causar problemas de salud como hipotermia y congelación. Además, las olas polares pueden agravar condiciones médicas preexistentes y aumentar la mortalidad relacionada con el frío.

2.     Infraestructura y Servicios Públicos: Las olas de frío pueden dañar infraestructuras como tuberías de agua, redes eléctricas y transporte. Las interrupciones en los servicios pueden tener efectos económicos y sociales significativos.

3.     Agricultura y Ganadería: Las heladas y nevadas intensas pueden dañar cultivos y matar ganado, lo que afecta la producción de alimentos y la economía agrícola.

4.     Ecosistemas: La fauna y flora no adaptadas a temperaturas extremas pueden sufrir graves consecuencias. Algunas especies pueden ser desplazadas o experimentar mortalidad masiva.

Para mitigar los impactos de las olas polares, es crucial abordar tanto las causas subyacentes del calentamiento global como mejorar la resiliencia a estos eventos extremos. Algunas estrategias incluyen:

1.     Reducción de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero: Implementar políticas para reducir las emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero es esencial para frenar el calentamiento global y sus efectos secundarios.

2.     Mejoras en la Infraestructura: Adaptar la infraestructura para soportar condiciones climáticas extremas puede reducir los daños y las interrupciones durante las olas polares. Esto incluye reforzar las redes eléctricas, mejorar el aislamiento de los edificios y asegurar el suministro de agua y alimentos.

3.     Alertas Tempranas y Preparación: Desarrollar sistemas de alerta temprana y planes de emergencia puede ayudar a las comunidades a prepararse y responder eficazmente a las olas polares.

4.     Investigación y Educación: Aumentar la investigación sobre los mecanismos que causan las olas polares y educar al público sobre cómo adaptarse y mitigar estos eventos son pasos cruciales para construir resiliencia.


(I) Hemisferio Norte. Una tempestad puede congelar en minutos

Nouran Salahieh, CNN, Enero, 2024

Editado por Tony Salgado

 

Una brutal ráfaga ártica está trayendo temperaturas bajas récord y escalofríos que amenazan la vida en una gran franja del hemisferio, mientras la nieve y la lluvia helada se extienden desde el sur hacia el noreste.  

-Terminan rachas récord sin nieve: cayó suficiente nieve en la ciudad de Nueva York, Filadelfia, Baltimore y Washington, DC, para poner fin a las esperas de casi dos años por 25 mm de nieve allí. Todas las ciudades registraron esa altura, algo que no se había hecho en más de 700 días en todas las ubicaciones.

- Récord de bajas temperaturas: Casi el 80% de USA registrará temperaturas bajo cero. Ya se batieron numerosos récords diarios de frío —incluso en Texas, Oklahoma y Kansas— y Maine podría batirlos este martes en el centro y el sur de Estados Unidos.

- El congelamiento puede producirse en cuestión de minutos: Más de 120 millones de personas están bajo alerta de sensación térmica desde la frontera canadiense hasta la mexicana. Gran parte de las Montañas Rocosas, las Grandes Llanuras y el Medio Oeste verán en peligro la vida, con sensaciones térmicas por debajo de -30 grados centígrados en las Llanuras Centrales y el Valle del Mississippi Medio. Estas bajas temperaturas podrían causar congelamiento en la piel expuesta en pocos minutos e hipotermia poco después.

- Muertes: Desde el 12 de enero se registraron muertes en Arkansas, Kansas, Mississippi y Tennessee debido a las tormentas invernales consecutivas que han azotado con peligrosos vientos, hielo y nieve.

- Las carreteras heladas hacen peligrosos los desplazamientos: A medida que la nieve llega a Nueva York y Nueva Inglaterra y se desplaza más hacia norte este martes, el servicio meteorológico advirtió a los viajeros a planificar para carreteras resbaladizas y condiciones de viaje peligrosas que podrían llegar a ser muy difíciles. El sur ya vio las condiciones de las carreteras heladas, con el Departamento de Transporte respondiendo a cientos de incidentes en las carreteras.

- Escuelas cerradas: Distritos en más de media docena de estados, incluyendo Alabama, Luisiana, Mississippi, Texas y Virginia Occidental anunciaron cierres en medio de las temperaturas gélidas.

 Nieve y lluvia helada

A medida que las temperaturas peligrosamente frías continúan en gran parte de USA —con más de 80 millones de personas bajo alertas de clima invernal a través de más de 2.500 kilómetros de la frontera de Texas-Louisiana a la frontera de Maine-Canadá— nieve y lluvia helada sobre el sur se extenderá en el Atlántico Medio y el Noreste hasta este martes.

A lo largo de la costa de los Grandes Lagos, se esperan fuertes nevadas de efecto lago que causarán importantes problemas.  

Nieve de efecto lago” se produce cuando el aire frío se mueve a través de las aguas abiertas, dejando sin congelar los Grandes Lagos, creando bandas estrechas que producen entre 60 y 90 centímetros de nieve por hora o más.

Buffalo, Nueva York, está bajo vigilancia de tormenta invernal hasta este jueves por la noche, con fuertes nevadas de efecto lago de 90 centímetros y posibles rachas de hasta 65 km/h.

Viajar podría ser muy difícil o imposible. Las áreas de nieve que sopla podrían reducir significativamente la visibilidad. Las condiciones peligrosas podrían afectar este por la mañana y por la noche.

 

¿Qué es el congelamiento y cómo prevenirlo? 

Las temperaturas de sensación térmica, es decir, el frío que se siente cuando se está al aire libre debido a la pérdida de calor de la piel expuesta, se espera que alcancen mínimos peligrosos que causan congelación e hipotermia.

En Illinois, Missouri e Iowa se esperan mínimas peligrosas de hasta 40 grados centígrados bajo cero, y en Texas y Oklahoma Panhandle de hasta 31 grados centígrados bajo cero.

Las partes más susceptibles al congelamiento son los dedos de las manos y los pies, los lóbulos de las orejas y la punta de la nariz. Los síntomas incluyen pérdida de sensibilidad en la extremidad y un aspecto blanco o pálido.

"Evite las actividades al aire libre si es posible. Si tiene que estar al aire libre, lleve ropa adecuada, vístete con capas y cúbrete la piel expuesta. Mantenga las mascotas dentro de casa", dijo el Servicio Meteorológico Nacional. "Tenga un kit de supervivencia contra el frío si debe viajar".

Aunque se espera que las temperaturas se moderen a mediados de semana, una nueva oleada de aire más frío llegará sobre el norte de las Llanuras y el Medio Oeste y el Sur profundo a finales de semana.


(II) Hemisferio Sur. ¿Cuál es el lugar más frío del planeta?

Ecoticias, Junio 2024

Editado por Tony Salgado

¡Oh, sorpresa! Es en el Hemisferio Sur, y no en el Norte….  Y más precisamente…..

….. es en nuestro país.

El lugar más frío del planeta se encuentra en la Antártida oriental, en donde en el invierno de 2018 se registró una temperatura de casi 100 grados bajo cero.

Más precisamente, el récord se produjo el 5 de julio de 2018, cuando las bases instaladas en la Antártida registraron una temperatura de -98.6° centígrados.

Una ola de frío polar en Argentina ocurre cuando una masa de aire extremadamente frío se desplaza desde las regiones polares hacia el sur del continente sudamericano, afectando principalmente a Argentina. Estos fenómenos tienen diversas causas y consecuencias:

1.     Origen del Aire Frío: Las masas de aire frío se originan en las regiones polares, donde las temperaturas son extremadamente bajas. Durante el invierno austral, estas masas de aire frío se desplazan hacia el norte, llegando a países como Argentina.

2.     Desplazamiento de las Masas de Aire: El movimiento de estas masas de aire frío está influenciado por patrones de circulación atmosférica. En particular, el sistema de alta presión en el Atlántico Sur y las bajas presiones en otras áreas pueden dirigir el aire frío hacia Argentina.

3.     Corriente en Chorro: La corriente en chorro polar, una corriente de aire rápida en la atmósfera superior, puede facilitar el desplazamiento de estas masas de aire frío hacia el sur del continente sudamericano.

4.     Factores Meteorológicos: Las condiciones meteorológicas locales, como la presencia de frentes fríos y sistemas de baja presión, pueden intensificar la ola de frío al combinarse con el aire polar.

5.     Efectos de la Topografía: La cordillera de los Andes puede influir en la distribución del frío. Actúa como una barrera que bloquea o canaliza el aire frío, afectando diferentes regiones del país de manera distinta.

6.     Impacto Climático: Las olas de frío pueden estar relacionadas con fenómenos climáticos más amplios, como La Niña, que puede alterar los patrones de temperatura y precipitación en Sudamérica.

7.     Duración e Intensidad: La duración e intensidad de una ola de frío pueden variar según la magnitud de las masas de aire frío y las condiciones atmosféricas presentes. Algunas olas de frío pueden durar varios días o incluso semanas.

8.     Efectos en la Salud: Las bajas temperaturas pueden afectar la salud de la población, especialmente de los grupos más vulnerables, como los ancianos y los niños, aumentando el riesgo de enfermedades respiratorias y otras complicaciones de salud.

9.     Impacto en la Agricultura: Las heladas severas asociadas con las olas de frío pueden dañar cultivos y afectar la producción agrícola, generando pérdidas económicas significativas para los agricultores.

10.  Medidas de Preparación: Ante la previsión de una ola de frío, es crucial que se tomen medidas de preparación adecuadas, como asegurar el suministro de energía y calefacción, proteger las infraestructuras sensibles y brindar apoyo a las comunidades más vulnerables.

11.  Pronóstico y Monitoreo: Los servicios meteorológicos juegan un papel vital en el pronóstico y monitoreo de estas olas de frío, permitiendo alertar a la población y a las autoridades con suficiente antelación para tomar medidas preventivas.

12.  Efectos en la Infraestructura: Las bajas temperaturas pueden causar daños en la infraestructura, como tuberías congeladas, problemas en el suministro de agua y energía, y dificultades en el transporte debido a la formación de hielo y nieve.

13.  Variabilidad Climática: La frecuencia e intensidad de las olas de frío pueden variar debido a la variabilidad climática natural y el cambio climático, lo que hace importante estudiar estos fenómenos para mejorar la resiliencia ante eventos futuros.

 

 

Vemos cómo la aparente contradicción que se menciona en el artículo tiene su explicación y que la misma reviste una gran complejidad.

Personalmente, estuve viviendo durante tres años en la localidad de Boulder, Colorado, USA en la década de 1970. Está situada a 1700 metros sobre el nivel del mar y al pie de las Montañas Rocosas, y los inviernos allí son muy crudos. Hay abundantes nevadas y llegamos a tener 30 grados bajo cero.

La gran diferencia con la situación actual es que allí estos fenómenos son previsibles y, por lo tanto, están preparados con construcciones, sistemas de transporte, eventuales emergencias, etc, para garantizar la continuidad de las operaciones en el menos tiempo posible y prácticamente, sin afectar los servicios.

En la actualidad, por el contrario, son sucesos imprevistos y en lugares en los que en muchos casos, no habían acontecido anteriormente.

En resumen, las olas de frío polar en Argentina son fenómenos meteorológicos complejos que resultan de la interacción de diversas variables atmosféricas y geográficas, que tienen impactos significativos en la salud pública, la economía y la infraestructura, y requieren una adecuada preparación y respuesta por parte de las autoridades y la población.

Dichas olas, en el contexto del recalentamiento global, destacan la complejidad y las interconexiones del sistema climático de la Tierra. A medida que el planeta continúa calentándose, es probable que veamos más de estos eventos extremos, subrayando la necesidad de una acción climática urgente y de largo plazo.

Debemos estar todos comprometidos en ello….!!

 

Tony Salgado

 

 

0 comentarios

Comments


bottom of page