top of page

Competencias digitales

Hola lectores,

Aquí un nuevo tema de interés relacionado a la crisis mundial de competencias digitales y cómo hacer para combatirla, para luego debatir e intercambiar opiniones.

¡Te espero al final!


Cómo afrontar la crisis mundial de desarrollo de competencias digitales

Instituto de Valor Empresarial (IBV)


Los rápidos avances tecnológicos, el aumento de la globalización y la disrupción sin precedentes de la industria están desestabilizando los roles laborales tradicionales, alimentando una crisis global de competencias.

Aunque los gobiernos se enfrentan a muchos de los mismos retos relacionados con las competencias que el sector privado requiere, las implicaciones son aún mayores, ya que libran esta batalla en dos frentes.

Al mismo tiempo que luchan por emplear personal con las habilidades necesarias para cumplir con los requisitos de la misión de cada organización, los ejecutivos gubernamentales también deben trabajar con los socios del ecosistema para garantizar que sus mercados laborales regionales sigan siendo competitivos.

Para evitar repercusiones negativas en las misiones de sus organizaciones, así como en los individuos y las economías de todo el mundo, los líderes gubernamentales deben trabajar con los socios del ecosistema para incrementar la reserva de talento y construir la fuerza de trabajo del futuro.

El 84% de los ejecutivos de las administraciones públicas cree que éstas deberían asumir una responsabilidad significativa o exclusiva en lo que respecta a las competencias de los trabajadores.

El 61% de dichos ejecutivos se esfuerza por mantener la relevancia de las competencias de los trabajadores ante los rápidos avances tecnológicos.

El 51% de los ejecutivos de todos los sectores cita la búsqueda de trabajadores debidamente calificados en los mercados laborales locales, como uno de sus mayores retos en materia de competencias.

Los avances en las tecnologías específicas de la industria, los cambios en los modelos empresariales y operativos de la misma, la expansión del comercio, la especialización económica global, los cambios en los requisitos reglamentarios, la inteligencia artificial y la computación cognitiva específicas de la industria tendrán un impacto significativo en la futura demanda de competencias digitales.

Más de dos tercios cree que los cambios en los requisitos normativos y los avances en computación cognitiva e inteligencia artificial tendrán un impacto significativo en la demanda de habilidades


Los ejecutivos de la administración pública comparten puntos de vista casi idénticos con los ejecutivos de otras industrias en términos de qué habilidades son las más demandadas.

Si bien las capacidades tecnológicas siguen siendo muy importantes, no obstante, otro tipo de habilidades, las blandas, también se están volviendo cada vez más valiosas.

A medida que las organizaciones se enfrentan a un mayor imperativo de transformación y adaptación a las fuerzas económicas cambiantes, habilidades básicas como la comunicación, la flexibilidad y la agilidad también son cada vez más demandadas.

Los conocimientos básicos de informática y de software/aplicaciones, y la capacidad de comunicarse eficazmente en un contexto empresarial son también aptitudes básicas fundamentales en torno a la lectura, la escritura y la aritmética, la disposición a ser flexible, ágil y adaptable al cambio, la capacidad de trabajar eficazmente en entornos de equipo, la capacidad de gestión del tiempo y la de establecer prioridades serán también necesarias.


¿Quién debe encargarse del desarrollo de las competencias de los trabajadores?

En una encuesta realizada por el IBV, se preguntó a los ejecutivos de todos los sectores quién o qué entidad creen que debería asumir la responsabilidad de desarrollar las capacidades de la mano de obra.

El 78% cree que los gobiernos deberían asumir la mayor parte de la misma, en cuanto al desarrollo y mantenimiento de las capacidades de los trabajadores; y un asombroso 84% de los ejecutivos gubernamentales encuestados comparte esta misma opinión. Sin embargo, muchas organizaciones gubernamentales se han visto desbordadas por la amplitud y profundidad de la cuestión.

Ante la inestabilidad geopolítica, los retos demográficos, el aumento de la demanda de servicios a los ciudadanos y las limitaciones económicas, innumerables organizaciones gubernamentales se enfrentan al reto de hacer más con menos. Ya están al límite de su capacidad, y simplemente carecen de las capacidades y los recursos necesarios para hacer frente a este problema por sí solas.


Los ejecutivos de todo el mundo sitúan a las instituciones de educación superior en segundo lugar en orden de responsabilidad, pero un porcentaje menor de ejecutivos de la administración pública comparte esta opinión, a pesar de tener una mayor confianza en la capacidad de las instituciones educativas para abordar los retos en materia de competencias.

La confianza general en la capacidad de los sistemas educativos para resolver el creciente déficit de competencias digitales es escasa.

Sólo dos tercios de los líderes de la industria gubernamental encuestados creen que las instituciones de educación superior y secundaria están preparando adecuadamente a los estudiantes para ser miembros productivos de la fuerza de trabajo del mundo digital futuro.

Esta opinión es aún más pesimista entre los ejecutivos del sector privado.

Pocos ejecutivos de la administración pública creen que las instituciones educativas actualizan adecuadamente sus planes de estudio y programas para seguir el ritmo de los cambios de la industria y consideran que el sector privado debe asumir una responsabilidad mayor que la actual.

La mitad de los ejecutivos globales encuestados citan la falta de trabajadores debidamente calificados en los mercados laborales locales como uno de sus mayores retos relacionados con las competencias digitales.

El 71% de los responsables de contratación de las empresas indican que su mayor reto a la hora de contratar a personas procedentes de instituciones de educación superior es encontrar graduados con experiencia práctica.

Paradójicamente, cuando se les pregunta por la calidad y la disponibilidad de competencias críticas, los ejecutivos de Europa Occidental y los países nórdicos, América del Norte y del Sur, Asia Pacífico y Oriente Medio confían especialmente en su capacidad para obtener talento calificado. Sin embargo, la confianza declarada contradice la cruda realidad económica.

Los directivos de las administraciones públicas indican que hoy en día colaboran sobre todo con otras organizaciones gubernamentales, así como con colegios y universidades del sector público, para desarrollar estrategias y poner en marcha intervenciones para abordar los problemas relacionados con las competencias, pero la realidad es que menos de un tercio indica que se asocia con el sector privado.

En los próximos cinco años, los líderes gubernamentales prevén un aumento relativamente modesto en términos de colaboración con la mayoría de los socios, con algunas excepciones.


Existe una gran divergencia de opiniones entre los principales grupos de interesados, especialmente en lo que respecta a cuestiones pertinentes como las competencias críticas, la calidad y la disponibilidad de las competencias existentes, los obstáculos al progreso, las implicaciones económicas y la responsabilidad para resolver los retos. Este desglose es indicativo de la falta de colaboración y de intercambio de información y datos entre los socios del ecosistema.

Los ejecutivos de las administraciones públicas y de la industria privada consideran que las competencias técnicas básicas son las más importantes.

Sin embargo, estos conocimientos están ubicados al final de la lista de prioridades entre los ejecutivos de la política laboral y de mano de obra, quienes que las habilidades blandas son mucho más importantes

Todos los grupos de interesados están de acuerdo en que muchos empleados de la fuerza laboral carecen de habilidades empresariales críticas en actividades como la eficacia del equipo y la comunicación empresarial; sin embargo, la unanimidad se rompe cuando se trata de la cuestión de qué grupo de interesados debe llevar la carga principal de abordar los problemas de habilidades.

A la hora de considerar las estrategias para mejorar el clima de competencias en sus respectivas regiones, la mayoría de los principales grupos de interés coinciden en que es necesario aumentar la inversión del sector privado en programas de formación, mucho más que las inversiones gubernamentales en educación.

Abordar la crisis mundial de competencias requiere un esfuerzo de equipo en el que todos los actores necesarios del ecosistema se alineen para abordar las desconexiones. Con los socios del ecosistema trabajando en conjunto, las organizaciones gubernamentales pueden encontrar y retener más eficazmente a los empleados calificados para ejecutar eficientemente las misiones de sus organizaciones.

Y las industrias estarán mejor equipadas para innovar al nivel y la intensidad necesarios para crear y mantener la creación de empleo y la competitividad.

Además, las economías estarán mejor posicionadas para reclutar y retener nuevas industrias, y los individuos estarán armados con las habilidades necesarias para los nuevos empleos mejor pagados.

Los líderes gubernamentales deben asumir un papel de liderazgo en la colaboración con los socios del ecosistema en sus regiones para

  • Identificar a los socios adecuados y potenciar la orquestación: Identificar a los socios clave de la administración, la educación, la industria y el sector sin ánimo de lucro y, a continuación, definir y facultar a un intermediario fuerte para reclutar socios y crear consenso.

  • Cristalizar la visión, definir los objetivos y lograr el compromiso, en conjunto con los socios del ecosistema. Además, debe establecer los requisitos de inteligencia empresarial, la estrategia y la gobernanza para abordar la recopilación y el intercambio de datos entre los socios.

  • Formalizar los procesos y los mecanismos de rendición de cuentas para ayudar a garantizar que los socios sigan participando y comprometiéndose, y animarlos a alinear sus métricas internas con la visión del ecosistema. Priorizar e invertir en soluciones probadas e innovadoras.

Las tecnologías cognitivas basadas en los datos pueden hacer posible la educación personalizada, permitiendo a las personas asumir más fácilmente la responsabilidad de su futuro en materia de competencias digitales y mejorar los resultados para las partes interesadas en todo el ecosistema.

Existen más de 200 instituciones de educación superior en Estados Unidos, dedicados a la creación de habilidades críticas en ciberseguridad.

El objetivo del programa es reducir la vulnerabilidad de la infraestructura de información de la nación, promoviendo la educación superior en la defensa de la ciberseguridad y produciendo un número creciente de profesionales calificados para trabajar tanto en el sector público como en el privado.


Los próximos pasos a dar para desarrollar y habilitar a las personas en lo referente a sus competencias digitales deben ser dados en forma conjunta por los líderes del gobierno y de la educación. Entre ellos están:

  • Buscar oportunidades para aprovechar las tecnologías avanzadas, como los asistentes personales de aprendizaje, para desarrollar programas de formación y planes de estudio más personalizados y específicos que apoyen y permitan el aprendizaje permanente.

  • Promover activamente y educar a las personas, tanto a los empleados como a los estudiantes, sobre la importancia de dicho aprendizaje y el desarrollo continuo de habilidades.

  • Buscar asociaciones y oportunidades para que los programas educativos sean pertinentes, accesibles y asequibles para todas las personas.

  • Los líderes gubernamentales deberían explorar el aprovechamiento de las tecnologías avanzadas para permitir el aprendizaje personalizado en los programas de formación interna para los empleados, así como en los programas de desarrollo de la fuerza de trabajo entre los ciudadanos.

  • Los dirigentes gubernamentales deben ofrecer incentivos a los socios regionales de la industria y la educación para desarrollar capacidades que permitan el aprendizaje a lo largo de la vida.

  • Aprendizaje personalizado para mantener una carrera profesional mediante plataformas de aprendizaje personal que permiten a los individuos identificar y seguir vías de educación, ocupaciones y oportunidades de trabajo adecuadas. Dichas plataformas funcionan como un "GPS de aprendizaje personal", evaluando las habilidades profesionales de un individuo y traza su camino personalizado más rápido para alcanzar los resultados deseados.


Preguntas clave para los ejecutivos:

- ¿Cuál es la estrategia de su organización para garantizar la vigencia de las competencias digitales y la preparación de su personal?

- ¿Cómo trabaja su organización con las partes interesadas para poner en práctica estrategias e intervenciones probadas para mejorar los resultados de las competencias en su región?

- ¿En qué medida el sistema educativo de su región ofrece oportunidades educativas prácticas y aplicadas?

- ¿Cómo se aprovechan las nuevas tecnologías para permitir el aprendizaje personalizado de los individuos en su organización y su región?

- ¿En qué medida están comprometidos y coordinados los socios del ecosistema en su región?

- ¿Qué puede hacer su organización para mejorar la coordinación del ecosistema?


Como ejemplo, a pesar de pagar salarios medios más altos que el sector manufacturero estadounidense, el sector manufacturero alemán tiene un notable éxito en el mercado global.

Se beneficia de un esfuerzo político a nivel nacional para apoyar a los grupos de fabricantes competitivos a nivel mundial, mediante la colaboración público-privada centrada en el mantenimiento de una mano de obra altamente calificada.

El itinerario profesional más común en Alemania, el sistema de educación dual (trabajo y estudio), permite a los estudiantes adquirir habilidades específicas en el lugar de trabajo en diversas ocupaciones de todos los aspectos de la economía.

Los participantes establecen una estrecha relación con los empleadores, y la formación en el puesto de trabajo suele constituir dos tercios del plan de estudios.

Este modelo requiere inversiones y compromisos de todos los socios del ecosistema (por ejemplo, empleadores, cámaras de comercio, gobierno, organizaciones laborales) y proporciona recompensas y beneficios reales para la economía, la industria y los individuos.”



Hola, aquí estoy. Te comento mi posición sobre este artículo.


Hay tres actores ineludibles que deben actuar en forma coordinada y eficiente para que el mundo digital pueda ser una realidad plausible en nuestro país: el Gobierno, las Empresas y la Academia.

Sin este trío funcionando como un solo equipo al servicio de la población, los resultados esperables serán, una vez más, solo parciales y frustrantes, tal como es habitual en nuestro país, lamentablemente.

Tenemos la gran oportunidad de comenzar a escribir la historia ahora mismo.

Talento profesional no falta. Lo dicen los países del primer mundo. Los argentinos son indudablemente reconocidos por su educación y su gran inteligencia, a pesar de los obstáculos que han debido eludir para lograrlo.

Si por una vez en la vida, se dejan de lado las diferencias partidarias y estos tres entes trabajan armónicamente, estoy convencido que muestro país prede recuperar el terreno perdido durante décadas, de la mano de las nuevas tecnologías digitales.

Señores gobernantes, empresarios y decanos: esperamos mucho de ustedes; tienen la llave maestra. Por favor, no nos defrauden nuevamente. Sería imperdonable.


¿Cuál es tu opinión al respecto?

Gracias por tu colaboración.

0 comentarios

Comments


bottom of page