top of page

La mujer detrás del próximo Vaca Muerta

Hola, estimado lector.

Hoy te presento este artículo por un doble motivo.

Por un lado. Hacer foco en la que es, muy probablemente, la mayor reserva energética de nuestro país, virtual e incomprensiblemente inexplotada y usada como moneda de cambio como pase de un gobierno a otro.

Por otro lado, el hecho de que la persona designada para conducir su gestión es una mujer profesionalmente desarrollada en los mejores centros de capacitación. Esta es una señal de cambio en una industria que se ha caracterizado hasta la fecha por la supremacía del género masculino en la gestión de sus empresas.

Al final te espero con mis comentarios.



La mujer detrás del próximo Vaca Muerta: geóloga y lidera un área clave


Tony Salgado, enero 2023


Fernanda Raggio ingresó a YPF firma en 1998 y hoy lidera un equipo multidisciplinario con el objetivo de descubrir nuevos yacimientos de hidrocarburos.

¿Cómo hizo carrera en un sector, hasta entonces, dominado por hombres?

Fernanda es licenciada en Ciencias Geológicas de la Universidad de Buenos Aires y desde 2020 es gerenta Ejecutiva de Exploración de la Vicepresidencia del Upstream Convencional de YPF. Su función es liderar el equipo multidisciplinario de geocientistas, cuyo objetivo principal es descubrir nuevos yacimientos de hidrocarburos. "Nuestro propósito es convertir recursos naturales en energía, para mejorar la calidad de vida de las personas e impulsar el progreso del país", explica. El área que tiene a cargo se ocupa de explorar todo el territorio nacional, desde el NOA hasta Tierra del Fuego, y desde los Andes hasta la plataforma continental. Asimismo, tiene experiencia técnica fuera de las fronteras del país y es por ello que actualmente está explorando la región sub-andina boliviana. Raggio ingresó a YPF como geóloga de exploración en Neuquén; luego, integró el equipo de reservorios en Rincón de los Sauces, antes de retornar a Buenos Aires en 2007 para unirse a la gerencia de exploración offshore, en el equipo de aguas profundas. En su trayectoria académica, además de especializarse en temas como estratigrafía secuencial y exploración no convencional (en especial en tight gas y offshore), realizó diversos programas de dirección en las universidades Di Tella, IAE y San Andrés. Consultada sobre si las mujeres tienen más condicionamientos en el mundo laboral, destaca que el rol de cuidado en las familias recae sobre ellas, lo que -considera "ha representado un sesgo inconsciente cultural en los niveles gerenciales al momento de elegir a quiénes darles oportunidades de crecimiento profesional o de liderazgo de equipo en las compañías, favoreciendo a varones". Sin embargo, afirma que, en los últimos años, esta conducta se ha ido revirtiendo y "se ha avanzado mucho hacia la igualdad de oportunidades". De todas formas, opina:

"Aún existen barreras intangibles, sesgos inconscientes, que se basan en hechos o experiencias de nuestra propia vida e impactan en la toma de decisiones".

En el caso de los sesgos culturales en temas de género -explica-, en las organizaciones influyen las falsas creencias o la presunción de que las mujeres no pueden asumir ciertos trabajos. "Estos estereotipos han operado como barreras que limitaron la posibilidad de que exista un mayor número de mujeres en áreas como los directorios de compañías, la ciencia, las industrias, los gobiernos, etcétera", agrega. Asume, igualmente, que "hoy reconocemos estas prácticas discriminatorias y destacamos la importancia de tratar de forma equitativa a todas las personas". En lo que respecta específicamente al ámbito corporativo, señala que todavía se ven pocas mujeres en niveles de alto management y en los directorios de las compañías. "Si se mantiene la creencia de que las mujeres deben ocupar parte de su tiempo en su mediana edad para dedicarse a las tareas de cuidado, y les son negadas oportunidades de acceder a los niveles iniciales de liderazgo, luego corren con desventaja respecto de los varones y les resulta más difícil alcanzar posiciones de alto management", interpreta.

Y en relación con la industria petrolera, admite que "ha sido tradicionalmente manejada por varones". Sin embargo, subraya que ha habido cambios positivos en los últimos 30 años.

"Hoy hay mujeres profesionales en todos los equipos y en todas las posiciones, tanto en compañías operadoras como en empresas de servicio; tanto en trabajo de oficina, como en trabajo de campo en los pozos", describe

Para Raggio, los avances -que define como "grandes"- en el nombramiento de mujeres en puestos estratégicos ejecutivos y en el directorio son positivos.

"Se ha probado que la diversidad impacta en los resultados y en la performance de los equipos de alto desempeño ejecutivo y también operan de ‘role-model' para que más mujeres vean más alcanzable la posibilidad de aspirar a un puesto de liderazgo”

Finalmente, remarca que las mujeres que ejercen puestos de liderazgo ejecutivo han asumido implícitamente una responsabilidad como modelo a seguir para futuras generaciones, lo que implica -manifiesta- dar, a su vez, oportunidades a otras mujeres.

"Nos convoca a inspirar, motivar y entrenar a otras mujeres, a desarrollar una cultura de mayor involucramiento y de confianza en sí mismas", declara.

Y completa: "Las habilidades de liderazgo se entrenan y la diversidad y la inclusión son clave para lograr mayor performance y creatividad.


Bueno, aquí estoy, esperándote.

Creo que el artículo es una prueba concluyendo del rol cada vez más importante que es asumido por las mujeres en la conducción de importantes empresas y considerando, en especial el campo al que alude, el energético.

Aplaudo decididamente estas medidas y añado, como nota de color, que cuando cursé la carrera de ingeniería industrial en la UBA en la década de los ’60, la presencia femenina era inferior al 5%.

Me alegro no solamente por este caso puntual si no, como dice la licenciada, por el efecto multiplicador que seguramente creará en las próximas generaciones.

Todo esto apunta a reducir la exclusión social que distintos colectivos sufren en nuestro país, privándonos así de un talento que hasta ahora no se pudo convertir en realidad.


Ahora me gustaría conocer tu honesta opinión con respecto a lo que acabás de leer. Para nosotros es muy importante recibirla para poder desarrollar un círculo de mejora continua en la publicación de nuestros artículos.

Si pudieses resumir en una sola palabra el motivo de tu calificación, ¿cuál sería?

Desde ya, agradezco tu colaboración y espero seguir contándote como un lector de Trazando Surcos de ahora en más.

Si te gustó el artículo por favor pulse el corazón de “me gusta”... Muchas gracias

Te mando un abrazo.

0 comentarios

Comments


bottom of page