Consultorías de Ciencia de Datos

Hola, querido lector, espero que te encuentres bien.

Hoy quise alcanzarte este artículo, a modo de aproximación a las posibilidades laborales que ofrecen las nuevas tecnologías, tomándolo solo como ejemplo de ellas, la Ciencia de Datos, y la consultoría asociada a ella.

Durante los próximos artículos iré desgranando detalladamente en qué consisten esta y otras tecnologías equivalentes, y cuáles son las oportunidades laborales que se presentarán durante los próximos años.

Te espero al final de la lectura.


¿Deberías ser consultor de la Ciencia de Datos, a pesar de las 80 horas semanales de trabajo que te esperan?

Tessa Xie

McKinsey - Febrero, 2022


El tiempo realmente vuela; nos despedimos del loco e inesperado 2021 y entramos en un nuevo año.. ¡hace ya varios meses!!

Al reflexionar sobre el año 2021, me di cuenta de que hace más de un año que dejé atrás la vida de consultora.

Mirando hacia atrás, unirse a McKinsey fue uno de los mejores movimientos que hice para mi carrera (hasta ahora) y realmente aprendí una tonelada sobre la Ciencia de los Datos y el desarrollo de la carrera en general.

Así que como un memorándum para mí mismo y para la gente que está interesada en el mundo de la consultoría, quiero compartir algunos pensamientos en este artículo sobre por qué me uní inicialmente a McKinsey; en mi próximo artículo, compartiré entonces por qué finalmente decidí irme.

Espero que la combinación de estos artículos proporcione algunas ideas para aquellos que están considerando la consultoría de Ciencia de Datos como un movimiento de carrera.


La consultoría es un gran lugar para saber cuál es tu pasión y, además, para aprender sobre diferentes industrias y con varios expertos de las mismas.


Después de ser un investigador cuantitativo en la industria financiera durante casi dos años, me di cuenta de que me encantaba el aspecto analítico y de los datos de mi trabajo, pero no era un gran fan de la industria financiera.

Así que decidí llevar mis Conocimientos de Datos transferibles a otro lugar. La pregunta era: ¿dónde?

Sólo sabía lo que NO quería hacer, pero no tenía ni idea de lo que SÍ quería.

¿Quería trabajar con datos geoespaciales? ¿Optimizar las campañas de marketing de los consumidores o los embudos de ventas B2B?

La consultoría es el sector perfecto si te encuentras en la misma situación que yo: sabes que quieres Trabajar con Datos, pero no sabes con qué TIPO de datos quieres trabajar y/o en qué INDUSTRIA te interesa hacerlo.

Dado que las empresas de consultoría prestan sus servicios a una amplia gama de clientes, independientemente de cuáles sean tus intereses y tu pasión, encontrarás seguramente “algo” en algún sector que sientas que es para ti.

Incluso dentro del mismo sector, podrás trabajar con una amplia gama de empresas en términos de tamaño, madurez, cultura y otras dimensiones. Y características.

Como los consultores experimentados han trabajado con docenas de empresas en el pasado, a menudo han desarrollado las mejores sus estrategias y sus mejores prácticas en un área determinada.

En consecuencia, para alguien que es nuevo en el campo de la Ciencia de Datos, la consultoría es uno de los mejores lugares para "aprender sus secretos".


La consultoría es una buena manera de dar un giro a tu carrera


La transición de investigador de finanzas cuantitativas a Científico de Datos no fue fácil, a pesar de que hay un gran solapamiento en términos de sus habilidades.

Muchos empresarios que necesitan profesionales de Ciencia de Datos no están familiarizados con algunos aspectos específicos de otras industrias (como ser, en mi caso, los de la industria de las finanzas cuantitativas) y a menudo no saben cómo evaluar correctamente los candidatos.

Las consultoras contratan a personas de diversos orígenes y de los más variados tipos de la industria, por lo que es el trampolín perfecto y la oportunidad de progresar si quieres hacer un cambio de carrera hacia la Ciencia de Datos.

Tener una experiencia en consultoría es definitivamente una ventaja si luego se solicita un empleo en la industria; en parte debido al prestigio de la mayoría de las empresas consultoras y, además, por las habilidades y la experiencia que se obtiene en un papel de consultor.


Se aprende a ser ágil y a aprender rápidamente para ser un Científico de Datos completo


En la consultoría, cada proyecto será diferente y cada nuevo compromiso es como conseguir un nuevo trabajo.

Como resultado, aprendes a ser extremadamente ágil y a adaptarte rápidamente a diferentes situaciones de trabajo, gerentes, compañeros de equipo y partes interesadas.

Algunos clientes utilizan Python y otros prefieren R; los datos de algunos clientes están en bases de datos y pueden extraerse mediante SQL, otros tienen datos sólo en CSV o incluso en PDF.

Como consultor de Ciencia de Datos, a menudo hay que encontrar formas creativas de resolver lo que parece imposible y actualizarse mediante el aprendizaje en el trabajo.

Dado que la configuración y el equipo de cada proyecto varían, como Científico de Datos, a veces (si tienes suerte) te asignan un equipo completo de ingenieros de datos; otras veces tienes que SER el ingeniero de datos e intentar procesar los datos "perfectos" del cliente a partir de un PDF.

Por ello, la mayoría de los consultores de Ciencia de Datos son Científicos de Datos "full-stack", que pueden trabajar en todo el proceso de los proyectos de ciencia de datos, desde la ingeniería de datos y la creación de modelos hasta la creación de herramientas y la generación de información.

Estas habilidades son extremadamente valiosas para las empresas hoy en día, especialmente para las startups o empresas que están empezando a construir sus equipos de ciencia de datos.

Además, fue la manera perfecta de probar qué carrera en el mundo de los datos me interesaba realmente y en la que quería especializarme.


Las opciones de salida son estupendas y se fomenta su búsqueda


A diferencia de la mayoría de las empresas del sector, que tratan de evitar la rotación como la peste, las empresas de consultoría no están demasiado preocupadas por la salida de sus empleados.

Puede resultar obvio por qué es así: cuando los ex alumnos de consultoría se marchan para incorporarse a empresas del sector, se convierten en clientes potenciales para la empresa consultora.

Todas las empresas del sector contratan consultores para algo en algún momento; ¿quién mejor para responder por ti frente a tus competidores que tus propios antiguos alumnos?

Dado que las empresas de consultoría aceptan la salida definitiva del empleado, crean muchos canales, como bolsas de trabajo internas, boletines informativos, etc., para que sus antiguos alumnos compartan oportunidades de trabajo fuera de la consultoría.

Además, a la mayoría de las empresas les ENCANTA contratar a ex-consultores porque tienen experiencia en la adaptación y el despliegue de soluciones de Ciencia de Datos en diferentes empresas de diversos sectores. Y los consultores están acostumbrados a ser lanzados a lo más profundo y a aprender las cosas desde cero rápidamente.

Para mí, la consultoría fue una forma estupenda de averiguar lo que quería hacer a continuación mientras mantenía mis opciones abiertas, y una vez que lo hube averiguado, la marca McKinsey, la red y el apoyo (por ejemplo, el tiempo de "búsqueda" pagado para encontrar un nuevo trabajo) me ayudaron a alinear mi siguiente oportunidad.


La red que se crea es increíble


Dado que mucha gente deja la consultoría con el tiempo, hay muchos antiguos alumnos de consultoría en los equipos de gestión y dirección de las empresas del sector.

Así que es probable que ya haya un ex alumno de McK trabajando en la empresa de tus sueños cuando estés pensando en dejar la consultoría; y establecer una red de contactos con ex-alumnos siempre es más fácil que enviar un correo electrónico en frío.

También es habitual que los ex-consultores acaben creando sus propias empresas, aprovechando su experiencia en diversos sectores y las oportunidades que han descubierto por el camino.

Si tu sueño es crear tu propia empresa, también es probable que encuentres cofundadores afines en la consultoría (o puedes encontrar y unirte a una empresa en fase inicial que coincida con tus intereses a través de la red de McKinsey).


Conclusión


Creo que deberías unirte a la consultoría (McKinsey u otras empresas) como Científico de Datos si algo de lo siguiente se aplica a ti:


  • No sabes aún qué tipo de datos te apasionan como científico de datos

  • No sabes qué industria es la adecuada para ti

  • Esperas cambiar tu carrera hacia esta ciencia desde el lugar donde estés

  • Quieres aprender las mejores prácticas probadas y verificadas para la Ciencia de Datos (las mejores prácticas no significan necesariamente estar en la vanguardia de la misma, y, de hecho, casi siempre es lo contrario)


La consultoría podría NO ser para ti, si:

  • Quieres profundizar y especializarte en un área determinada de la Ciencia de Datos (por ejemplo, sabes que quieres centrarte SOLO en la construcción de modelos ML y ser un experto en el área); esto es posible en la consultoría, pero podría ser más fácil de lograrlo en un rol dentro de una industria

  • Quieres trabajar en metodologías de vanguardia en Ciencia de Datos (es difícil lograrlo en McKinsey y otras consultoras similares).


Bueno, aquí estoy. Te estaba esperando para compartir mis reflexiones.

En primer lugar, quiero comentarte que durante mi larga carrera profesional en IBM, en la década de los ’90 tuve la oportunidad de crear y dirigir un pequeño grupo de consultoría dedicada al Sector Industrial.

Como te imaginarás, en esos momentos no disponíamos de las herramientas que las últimas Tecnologías de Información permiten analizar hoy las problemáticas de los clientes y proponer alternativas para mejorar sus productividades.

Adicionalmente, y como bien se menciona en el artículo, cada industria era un mundo aparte (manufacturas de diversos tipos de productos, distribución, consumo masivo, etc), por lo que los problemas eran sumamente complejos para ser resueltos.

Los escasos recursos de los que podíamos disponer eran los adquiridos en la Universidad tres décadas en nuestras carreras de ingenieros y el escaso “botiquín de auxilio” con las mejores prácticas genéricas que habían sido elaboradas en IBM.

Los otros dos activos vitales que teníamos eran; el “OCS” (Organized Common Sense”) y el “Random Management”, que profesábamos a diario en nuestra empresa para dirigir diariamente a los grupos que teníamos a nuestro cargo.

Los resultados, si bien no fueron notables, creo que por lo menos cubrieron las expectativas de los clientes que nos fueron asignados.

Coincido plenamente con la afirmación de que la consultoría es quizás la mejor experiencia que se puede adquirir a nivel profesional y que, a pesar del gran esfuerzo que conlleva (solo limitado por la fecha de entrega del trabajo), la recomiendo a cada persona que requiere mi opinión.


Esto es lo que sucintamente elaboré. Me gustaría conocer ahora tus reflexiones.

Te invito a que a incluirlas en los comentarios del artículo en el Blog de nuestra página web. Te agradezco el tiempo dedicado a su lectura y te mando un gran abrazo.


69 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo